Osteopatia

La Osteopatía es una medicina natural que pretende dar al ser humano la plena posesión de su salud. La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social. No consiste sólo en una ausencia de enfermedades o discapacidades.

Andrew Taylor Still hace cien años, afirmaba ya la regla de “la arteria es primordial”, las zonas mal vascularizadas se vuelven zonas donde la “función” esta inhibida.

El papel de la Osteopatía es intervenir sobre las “estructuras” con el fin de restablecer la “función”.

La Osteopatía considera al paciente como una personalidad única:

  • En primer lugar se preocupa del individuo y no sólo de sus síntomas, de aquí el importante papel de la entrevista y la anamnesis.
  • En segundo lugar pone en práctica la semiología osteopática , precisa, suave, adaptada, teniendo en cuenta todos los parámetros personales de los pacientes (morfología, temperamento, entorno psíquico y físico, estado vital, etc.).
  • En tercer lugar, utiliza la clínica sintomática clásica para establecer un diagnostico diferencial con el concepto osteopático.

La Osteopatía es pues un acercamiento al ser humano como ejemplar único.

A través de las manos del terapeuta se buscan los desequilibrios psicofisiológicos.

La meta final de la Osteopatía es pues permitir que el paciente se encuentre de nuevo libre sobre sus bases , sean cuales sean, y empezar no sólo a existir sino a ser.

Está organizada alrededor de 4 principios de base que fueron dictados por su fundador Andrew Taylor Still.

  • Principio de autocuración.
  • La estructura gobierna la función.
  • Concepto de unidad y de interrelación.
  • El rol de la arteria es absoluto.

Fuente: Fundación MES